Esta página está en construcción.

La Succión
La succión es muy importante en el primer año de vida.
Muchas de las tensiones que hay en el cráneo del bebé después de
nacer se eliminarán a través de la succión.
• Una buena succión se hace mamando el pecho de la madre.
• La succión influirá en el desarrollo y en la neumatización de los senos
maxilares, frontales, etmoidales y esfenoidales.
* En el bombeo de la silla turca de la hipófisis.
* En el desarrollo de la cara y el cráneo.
* En la maduración de las mucosas.
• El movimiento de la ATM tiene un efecto de bomba para los líquidos
tanto la sangre como la linfa y también en la reabsorción del LCR. Para
la regularización de las presiones intracraneales en general.
• La succión del pulgar puede ser una señal de una disfunción craneal y
motivo para visitar la terapia craneosacral.

Estamos creando actualmente contenido para esta sección. Para poder seguir manteniendo nuestros altos estándares de servicio, necesitamos un poco más de tiempo.

Vuelva a visitarnos. ¡Gracias por su interés!

La Deglución
Los músculos constrictores superiores de la garganta se insertan en las
apófisis pterigoides del esfenoides.
• En la deglución, los brazos de palanca formados por esas apófisis
ejercen una acción rítmica sobre:
* el cuerpo del esfenoides
* los huesos de la línea media
* el seno esfenoidal
* la silla turca
• Las aponeurosis cervicales y el conjunto de las aponeurosis craneales
vehicularán también las fuerzas deglución, succión y respiración.
• Es muy importante que el bebé realice esto correctamente. Si no es
así repercutirá a lo largo de su vida en diferentes sistemas.
En el caso de que por cualquier razón se decida dar el biberón es
importante darle cada toma de un lado diferente imitando el pecho de
la madre
para que no se produzca ninguna tensión en sus cervicales
que podría alterar el desarrollo de una correcta motricidad.


Los niños nacidos de partos con alguna dificultad a veces:
Tardan en succionar
Lloran inconsolablemente
Son excesivamente sensibles a cualquier estímulo
Vomitan o regurgitan con facilidad la leche
Presentan estreñimiento
Tienen cólicos del lactante
Tienen dificultades respiratorias
Se arquean con fuerza hacia atrás al cogerlos o tumbarlos
Presentan asimetrías (en la forma de la cabeza, en la pelvis, las piernas o los brazos)
Tienen tortícolis congénita.
También pueden aparecer síntomas cuando el niño empieza la escolarización:
Hiperactividad
Déficit de atención.
Alteraciones visuales o auditivas
Problemas con la lecto-escritura
Escoliosis / Cifosis
Asimetrías pélvicas
Pies equino baros
Alergias, sinusitis

 




Configurar este widget de descarga